17° Encuentro Provincial de Teatro y Artes Escénicas en Villa la Angostura

Por Rocío Villar // Integrante del Área de Investigaciones en Teatro y Artes Escénicas

Del 26 al 30 de octubre se llevó a cabo en Villa La Angostura el 17° Encuentro Provincial de Teatro y Artes Escénicas, evento no competitivo que reúne a los teatristas de la Provincia de Neuquén promoviendo el intercambio, la integración y la participación de los diferentes elencos.


El Encuentro fue Co-organizado por la Asociación de Teatristas Neuquinos (Te.Ne.As), de larga trayectoria de trabajo dentro de la provincia, y la Asociación Civil de Villa La Angostura (A.C.T.U.A), de reciente formación, cuya aspiración es poder generar un espacio de desarrollo independiente para la difusión y producción de las artes escénicas, teniendo como objetivo la creación de una Sala propia en beneficio de la comunidad angosturense. Auspiciaron el Encuentro el Instituto Nacional del Teatro, el Gobierno de la Provincia de Neuquén, el Ministerio de Gobierno y Justicia, la Subsecretaría de Cultura y la Municipalidad de Villa La Angostura y fue declarado de Interés Cultural Provincial Res. N°0450/16, de Interés Legislativo por el Honorable Cons. de la Legislatura de Neuquén y declarado de Interés por el Consejo Deliberante de la Municipalidad de Villa La Angostura, Res. N° 14/2016.

Durante los 4 días que duró ésta fiesta teatral  se presentaron más de 120 teatristas  y un total de 25 obras de diversos géneros (comedias, dramas, infantiles y espectáculos circenses) que hicieron vibrar a la comunidad demostrando no sólo que la provincia cuenta con una vasta producción local, los elencos presentes provenían de Neuquén Capital, San Martín de los Andes, Picún Leufú y Chos Malal, sino también que la población lo celebraba con entusiasmo y acompañaba participando de cada función.
La fiesta inaugural comenzó el miércoles 26 de octubre, con una convocatoria callejera en la Casa de la Cultura, allí se encontraron actores, clowns, músicos de la Orquesta Municipal, la cuerda de candombe Al Sur del Sur y el Murgón el Cambalache, acompañados por artistas de Te.Ne.As y A.C.T.U.A. para dar inicio a un desfile por la Avenida Arrayanes, que colmaba de alegría y entusiasmo al mismo tiempo que convocaba a la comunidad a ser parte del mismo. El acto de apertura fue llevado a cabo en el Centro de Convenciones con la presencia del Intendente Guillermo Caruso, el Subsecretario provisional de Cultura Marcelo Colonna, la Coordinadora de Artes Escénicas de Turismo de la Nación Marina De Luca, La Presidenta de Te.Ne.As. Cecilia Lizasoain, el Presidente de A.C.T.U.A  Mariano Barbato, el delegado regional del Instituto Nacional del Teatro Fernando Aragón, teatristas y público en general. Allí se manifestó la necesidad de crear una sala propia para la localidad que pueda trabajar de manera independiente permitiendo el desarrollo artístico de los grupos locales así como también la posibilidad de circulación de  elencos provenientes de otras partes, las autoridades se comprometieron para contribuir a que eso suceda demostrando su apoyo en el proyecto. En éste sentido son pertinentes las palabras expresadas por Fernando Aragón quien sostiene que hay que tener una visión política de la cultura hacia la sociedad, realizar un trabajo en conjunto entre la comunidad actoral, la comunidad artística y el sector público bajo una forma de cogestión entre los artistas independientes y el Estado. “Será una oferta tanto para los turistas como para toda la comunidad, ya que el teatro se está llevando a los barrios. Y de ahí expandirlo a las localidades aledañas, en un esfuerzo mancomunado” 
La actriz y directora neuquina Cecilia Arcucci, quien integra la Comisión de Te.Ne.As. también hacía foco en el aspecto político de la cultura, recordando los años de lucha que hicieron posible la construcción de una sala en Neuquén Capital y señalando que “Nuestro objetivo ahora es pelear en la Provincia para que en cada lugar se pueda hacer una sala, para que los mismos teatristas tengamos nuestro circuito de gira. Junto con A.C.T.U.A. nos propusimos traer el encuentro, que generalmente se hace en Neuquén Capital por cuestiones presupuestarias.  Lo que aspiramos es que la comunidad sea la que de alguna manera ayude, apoye a todos los teatristas para que se logre este objetivo maravilloso que sería conseguir el terreno y tener la sala”.
Hasta ahora los espacios destinados al quehacer teatral en Villa La Angostura habían sido La Casa de la Cultura y, en algunas ocasiones, El Centro de Congresos y Convenciones Arrayanes, y si bien han permitido la representación de distintas obras ninguno de ellos fue creado para tales fines y no contemplan la posibilidad de ser utilizado como salas de ensayo, por lo cual cada elenco debía procurarse un espacio para ensayar. Ambos lugares fueron utilizados para éste Encuentro a los cuales se sumaron el espacio Cultural del Complejo Bahía Manzano y el SUM de la Escuela 341 del Barrio El Mallín, especialmente acondicionado para la ocasión con una estructura de gradas.
Con un bono contribución de $50 como entrada y la posibilidad de ingreso al espectáculo para aquellos que no pudieran abonarlo, la programación abrió el día miércoles 26 con las obras locales “TiemVLA” de Mariela Roa y el Grupo Manzana 44, “Sabina y Lucrecia”, del Grupo Cordillera Teatral, y “Oportuna ocasión para cruzar el borde”, de los grupos neuquinos Medibacha y Goodbye Satanislavsky.   El día siguiente se presentaron “El mundo de Harry”, del Grupo Mandino Record, “Cuentos de bolsillo” de Exacerbados Clown, “Matriovska”, del Elenco Estable de la Escuela Superior de Bellas Artes, “Hamlet”, del Grupo Semper Moverat, “El viejo criado”, de Elenco Concertado y “Fedra, mirar la sombra”, del Grupo Todo es una broma.  Algunas funciones se hacían en simultáneo en diferentes espacios, con lo cual no era posible asistir a todas. Es importante destacar que no sólo participaron obras terminadas sino que se le dio lugar también a trabajos en proceso o trabajos de laboratorio. La programación siguió el viernes 28 y sábado 29 con las siguientes obras: “Circo Chipano”, del Grupo Circo Chipano, “Hay gato encerrado en la tienda”, Grupo NEU.DE.DIS., “Mujeres de arena”, Grupo Cordillera Teatral, “De profesión maternal”, Elenco Concertado, “Bruma del Desamparo”, Grupo Embarro Teatro, “Mujeres en oferta”, Grupo Escénicateandanz, “Historias incoherentes”, Grupo Los Ni fu- Ni fa, “Peripecias”, Cia. Flia., “La amante de Baudelaire”, Elenco Concertado, “Compañía”, Grupo Viejo Smoking, “Heredé lo absurdo”, Grupo La Chalina, “Astilla del mismo palo”, de Verónica Martinez, Teatro por la Identidad, “Muerte en Navidad”, grupo la Gran Williams y “Esperando la carroza”, de Elenco Concertado.
La gran variedad de obras, de géneros y de estéticas entre los elencos hizo del encuentro un espacio rico para el intercambio y la tolerancia, todos tenían su lugar para mostrar y compartir con la comunidad y con los teatristas el trabajo que estaban realizando. También se reivindicó el lugar del teatrero, que implica mucho más que ser un actor, una actriz, o un director, porque hace referencia a una concepción del quehacer teatral en general. Un teatrero además de atender las cuestiones estéticas y poéticas de su obra también está pendiente de barrer, ocuparse de que la sala esté en condiciones, autogestionarse, etc. Es, de alguna manera, una concepción que recuerda al viejo Teatro Independiente, el teatro del Pueblo de Leónidas Barletta,  porque de lo que se trata es de lograr un bien común  que pueda trascender por sobre lo individual y que esté anclado en la comunidad en la que se produce. No hay teatro sin la presencia del otro y esto es algo que estuvo muy presente durante todo el Encuentro.
El último día se llevó a cabo un Plenario al que asistieron todos los participantes, allí se dio lugar en primera instancia al informe del Instituto Nacional del Teatro, a cargo de Fernando Aragón, allí se expresaban las políticas de subsidios y de gestión que se vinieron realizando hasta ahora y luego se abría al debate general en el cuál no solo  se hacía un balance de lo acontecido si no que se abría el juego a pensar qué era lo que necesitaban  y cuál era la mejor manera de lograrlo.
El objetivo central estaba puesto en la creación de la sala propia para Villa La Angostura y a partir de eso se ponía en tensión 3 aspectos fundamentales para pensar la cultura y el arte desde lo político, que son: El rol del Estado,  es decir, qué deberían hacer los organismos públicos como el INT o los propios municipios para apoyar económicamente y con legislaciones al campo teatral neuquino, en segundo lugar  la autarquía administrativa o la necesidad de seguir siendo independientes,   y acá entraría en tensión con el factor anterior, es decir,  qué se puede esperar del Estado como ente benefactor, pero por otro lado cuál es la necesidad local de autorregulación  e independencia que permita seguir haciendo y construyendo más allá de las políticas estatales, y como tercer factor, el rol de la comunidad, en tanto beneficiaria de ese quehacer, y en éste punto entender que una comunidad implicada es aquella que no solo puede participar de los hechos artísticos como espectadora sino que es necesario que ocupe un lugar activo y pueda defender o reclamar por los espacios culturales que posee.
El debate no llegó a ninguna conclusión definitiva, si no, como toda buena puesta en común, abrió nuevos horizontes de trabajo y de lucha en conjunto. Había algo muy vivo en cada una de las instancias del Encuentro, una fuerza vital que se hacía presente y que demostraba que los teatreros neuquinos pisan fuerte y están de pie para seguir construyendo espacios y redes, que sigue habiendo mucho por transitar pero también hay ganas porque hay un otro por el que vale la pena actuar, estar y compartir.

Te.Ne.As: La Asociación neuquina que se conformó como motor del quehacer teatral en la provincia.
Entrevista a Luis Alberto Giustincich

-R.V: ¿Cómo y cuándo nace Te.Ne.As?
- L.A.G: Para hablar de Te.Ne.As. hay que hablar de lo que fue la Asociación que la precedió que también la conformamos muchos de los que seguimos en Te.Ne.As y otros que están en otras instancias de trabajo en otros lugares pero que fueron parte fundadora de lo que fue ANQUET, Asociación Neuquina del Quehacer Teatral, y eso se conformó en el primer encuentro de Teatro Provincial Independiente que se hizo en Neuquén en la Ciudad de Zapala en el año 1985.
 A partir de ahí la Asociación tuvo un desarrollo que un poco tuvo que ver con los fines y los objetivos estatutarios que rigen a Te.Ne.As.  En 1997/ 98, es las postrimerías de la Ley Nacional del Teatro 24. 800, empezamos a ver la necesidad de abordar cuestiones que superaran las iniciativas o intereses de los grupos, en tanto la posibilidad asociativa y de trabajar en conjunto. A partir de la sanción de la Ley y la conformación del Instituto Nacional del Teatro, encontramos que, por distintas medidas que tenían gran parte que ver con lo económico en esa década del país, nos vimos en la necesidad de conformar una asociación que fuera el vehículo posible de que los grupos pudieran trabajar y no tuvieran que transformarse en monotributistas, porque eso era la propuesta y las condiciones a partir de las leyes económicas de los 90 en el país.
Y así fue como empezamos a buscar la forma y veíamos que podía ser posible que todos asociados pudiéramos trabajar de conjunto y buscar un beneficio más generalizado en tanto,   avanzar en legislaciones, y formas de promoción de la actividad.  La primera comisión de Te.Ne.As fue la que trabajó con todo lo que tiene que ver con los Estatutos y la papelería, se formó en el año 1998 y adquiere la Persona Jurídica  a partir de 1999, allí se conformó la Comisión directiva. La característica que tenía, era que la Comisión Directiva estaba integrada por varios grupos de teatro y la mayoría tenía grado de representación en esa comisión directiva.  Eran 10 personas, más suplentes y vocales, haciendo un total de 20 personas aproximadamente.

- R.V: ¿Cuáles fueron los objetivos de esta asociación?
L.A.G: Se intentó perseguir los objetivos planteados en el estatuto, hacíamos reuniones rotativas en distintos lugares, en Zapala, en San Martín de los Andes, Te.Ne.As. tenía la particularidad de tener una jurisdicción provincial, no solamente de una localidad, sino que abarcaba una masa societaria que iba desde Villa La Angostura, hasta el Norte Neuquino, pasando por Aluminé, Chos Malal, Zapala, etc. También funcionaba con una especie de delegaciones, había un delegado por cada una de las localidades que a su vez era parte de los grupos que era el que llevaba la información a esos grupos y circulaba el tema de lo que se trataba y se resolvía. Allí se comenzaron los Encuentros Provinciales, tomando en cuenta lo que se había organizado en el marco de lo que fue ANQUET, que fueron dos, y a partir -de ahí empezamos a crecer.

-R.V: ¿Cómo fue ese recorrido de los primero años de formación?
-L.A.G: Hubieron etapas de crecimiento en tanto participación y etapas de decrecimiento., pero siempre estuvo presente la iniciativa de la Comisión circunstancial elegida cada dos años, trabajando por sostener y llevar adelante las acciones. Con el Instituto Nacional del Teatro nos pasó que empezó a darle importancia a las Asociaciones y después hubo un momento en donde no eran necesarias las Asociaciones y no convenía su existencia, sino que convenía la participación individual de los grupos.  Sin embargo, nosotros peleamos por sostenerla haciendo acciones concretas en beneficio de toda la comunidad teatral, en el marco de la Provincia y en el marco local donde se empezó a sentar Te.Ne.As. que fue en principio en Zapala y luego en la ciudad de Neuquén.  

-R.V: ¿Cómo surge la necesidad del espacio propio?
-L.A.G: Se empezó a trabajar teniendo en la mira el hecho de que se necesitaba un lugar. Físico que tenía que servir a los efectos de la producción del arte escénico, es decir, un lugar donde se produzca.  El mayor problema que tuvo Neuquén al igual que otras grandes ciudades del país fue el post Cromañón1, que se cerraron todas las salas de teatro independiente en función de los requisitos para la habilitación. Nosotros reclamamos la emergencia teatral, en esos años Neuquén no tuvo prácticamente ninguna sala en funcionamiento, antes había 8 o 10 salas, todas de teatro independiente, nunca hubo una sala oficial, no lo hay al día de hoy en la ciudad de Neuquén.
A partir de eso empezamos a trabajar fuertemente con la idea de que necesitábamos un espacio que reuniera las condiciones para la producción, donde el proceso de producción no sea de altos costos como significaba en ese momento pagar un alquiler para empezar a ensayar. Entonces empezamos a ver que Neuquén no había sido observada por el INT, a pesar de que había salas que se estaban construyendo en la Patagonia, a nosotros no nos tocaba ningún subsidio. Lo que pasaba era que nos decían que no podíamos acceder al subsidio porque no teníamos el terreno, o que no podíamos tener el terreno porque no podíamos hacer la sala y esta cuestión. En el 2008 se consiguió el predio donde hoy está Te.Ne.As., en comodato a 20 años y a partir de allí se recibió el subsidio para la construcción de la sala, que era mínimo 100 metros cuadrados que no se correspondía con la realidad del mercado y eso fue el puntapié inicial. Ya teníamos una trayectoria en tanto haber sentado bases  relativas en función de la actividad, entonces se hizo una ordenanza donde se establecía que era una sala de teatro independiente y se trabajó en otras ordenanzas  a posterior sobre la cuestión que tenía que ver con  el sostenimiento de salas, es decir, salió una ordenanza similar a la que tiene el Instituto en tanto al apoyo del sostenimiento de salas y subsidios y avanzando en eso y en la construcción que nos llevó como 5 años levantar el edificio que se tiene hoy,  por supuesto que al margen haciendo gestiones en distintos ámbitos oficiales o privados  tanto en el orden Nacional como en el Provincial  y Municipal para poder cumplir con los compromisos asumidos que tenían que ver con un proyecto que nosotros presentamos con un desarrollo en 3 etapas  y lo terminamos haciendo en 2  en el lapsos de 5 años, nos costó muchísimo.

-R.V: ¿Una vez que tuvieron el espacio como pensaban gestionarse?
- -L.A.G: Comenzamos a trabajar también asociados a otras Asociaciones, en Neuquén se conformó una mesa de trabajo  que se llamó A.I.A. , que es Asociación  Independiente de Artistas , esa mesa duro casi 10 años y estaba integrada  por la Asociación de Plásticos de Neuquén, la Asociación  de Músicos, la Asociación de Escritores,  la Asociación de Video realizadores  y después las Asociaciones que tienen que ver con el desarrollo de centros culturales como la Conrado Cultural, el  Arrimadero, etc.  En esa instancia de trabajo lo que se valoró y evaluó fue el hecho de que más allá de la individualidad y la especificidad del desarrollo artístico de cada uno  teníamos que conseguir forjar una política cultural  general que no existía y poner un freno a la discrecionalidad del manejo del fondo por parte de la Dirección Provincial de Cultura. Se hizo una ordenanza dando pie a la creación del Consejo Municipal para el desarrollo de las artes y la interculturalidad. Una de las primeras acciones que demandó éste Consejo fue la creación de centros culturales barriales, entonces se logró destinar un presupuesto anual para la creación del centro cultural. Se había comprometido en 7 años hacer 7 centros culturales, pasaron dos y está el presupuesto asignado para hacer 1.Por el otro lado se logró tener una voz en tanto las decisiones a tomar.

-R.V: ¿Cómo funciona hoy en día Te.Ne.As?
-L.A.G: sigue trabajando, tras lograr su objetivo de la edificación tal cual lo planificamos con acceso libre de los grupos de teatro asociados, que no se asocian como grupos sino como individuos, teniendo el 50% de asociados más 1 acceden a horas de utilización  del espacio totalmente gratuito en tanto todo el proceso de producción que les lleve, sean 6 meses o 1 año,  con horarios programados de ensayo, con grados de autonomía de manejo, se les da una llave ellos van, entran, salen, generar un tipo de convivencia y responsabilidad en tanto todos forman parte de eso y lo tienen que cuidar, que cuesta pero se va lo logrando.
Y hacia adentro analizamos que se había perdido un objetivo que teníamos que tiene que ver con el tema de la territorialidad, habíamos desatendido el hecho de tener la comunicación fluida con otras lugares, nos habíamos focalizado mucho en Neuquén donde estaba el 90 % de desarrollo de la actividad, pero sabíamos que en el interior había una falta de asistencia por parte del Instituto ITN, falta de asistencia por parte de las políticas culturales a nivel provincial, más Municipal, locales de cada uno de los lugares y que nosotros debíamos reflotar el tema de los encuentros no solo en Neuquén Capital sino en el interior donde habían sido originariamente con formas rotativas donde ese evento sirva para la comunidad en función de revalorizar la tarea de los artistas locales y también para en ese marco forjar la mirada de los administradores circunstanciales del estado municipal para poder advertir cual eran las necesidades que se estaban presentando y que los grupos que existían en la localidad no tenían tal vez los elementos suficientes como para presionar. Utilizarlo como una herramienta en tanto Encuentro, en tanto intercambio, debate, las reuniones los análisis en cuanto cuales son nuestros problemas a solucionar, o formas de organización, circuitos de gira, etc.  Sino poner en relevancia el hecho teatral en la localidad en la que se desarrolla y así fuimos a Chos Malal hace 2 años,   y ahí forjamos la posibilidad de la obtención de un terreno y ahí se comprometió el municipio en la participación y puso dinero para el desarrollo del evento y le dio vida y cuerpo y energía a los grupos que estaban ahí.
Lo mismo pasó acá con villa la Angostura, yo vine hace 2 años y ahí se hizo una reunión en el marco de otro encuentro teatral que se organiza también acá, en realidad más que encuentro es una especie de festival donde son invitados ciertos grupos, no de la provincia sino de cualquier lugar y desarrollan una actividad que va entre 3 y 4 días de una obra o dos por día. A partir de esa charla en la traté de mostrar lo que era Te.Ne.As. Y explicar como ellos pueden replicar eso, es decir que se hacen fuerte a partir de trabajar en conjunto, sobre la individualidad y los intereses estéticos o políticos o ideológicos que cada uno tiene, sin renunciar a las individualidades pero buscando que el objetivo sea superador de cada uno de ellos y que a su vez sea un beneficio para cada uno de ellos. Y prendió  porque se movilizaron y se dieron cuenta  que tenían una necesidad de contar con el espacio, la Casa de la Cultura la tienen que pedir prestadas, el Centro de Convenciones está casi terciarizado, depende de otra cartera administrativa de turismo entonces ya eso se usa para convenciones y el teatro no les copa mucho que se use y se usa es todo un tema y hay que hacer toda una movida para  que se use y después ya no hay otros espacios , el mercado inmobiliario en villa la angostura es terrorífico,  entonces es casi imposible. Con la particularidad de que la administración tiene que ser independiente que no tenga una administración estatal ni siquiera asociada, porque si no siempre va a primar la fuerza del Estado.  Lo que se construye ahora siempre va a pertenecer a la comunidad, porque de una Asociación Civil el fin es la comunidad, si la asociación se disuelve eso queda para la comunidad.

-R.V: ¿Qué balance haces del trabajo realizado hasta ahora y como pensas la proyección a futuro?
-L.A.G: Hay  un capital enorme, no sé si se vislumbra, pero yo creo que cada uno hace su lectura que es el tiempo el trabajo y el esfuerzo  de inversión  que uno hizo  que es mucho más que cualquier dinero que uno puede recibir  para poder comprar  un ladrillo. A mí me toco primero porque los tres  periodos consecutivos de la construcción estuve a cargo de la presidencia, y  estaba muy cerca de la cuestión del manejo de la administración de los dineros que se usaron,  me toco sentarme un día para ver qué fue lo que puso cada uno, entonces me senté a  hacer un estudio sobre las horas de trabajos invertidas , sin contar las horas de gestión, que son un montón, pero las de trabajo físico invertido en tanto hacer el pastón de mezcla, cortar los hierros, armar las  columnas y demás ,  en  esa torta nos daba que había una inversión  casi que  llegaba a l 50 % de horas de trabajo que era igual a dinero,  por parte de un grupo reducido de socios que tenían que ver también con su desarrollo  activo dentro de la comisión directiva.
Trabajamos mucho y sabemos que nadie se lleva nada, ni el nombre de la sala de teatro, ni el busto en la entrada, pero si hay una cuestión que tiene que ver con lo gratificante que es el reconocimiento, no desde el punto de vista de homenaje o placa sino cuando se va a debatir un tema se nos convoca y eso está bueno y se nos convoca en función de por ahí la experiencia que uno ha tenido y puede tener la posibilidad de ver las cosas desde distintos lugares. Por lo general los cargos que tenemos no los quiere nadie, porque requiere mucho esfuerzo, mucho laburo y requiere ser responsable penal y civilmente de lo que suceda, eso es lo peor. Porque hoy viene un inspector y te clausura la obra y el juicio lo tenes vos como persona, lo tiene el presidente, no la Asociación.  Ahí vos también tomas conciencia en lo que pones en juego, porque pones en juego tu capital.  Por supuesto nosotros tampoco dejaríamos de hacerlo, pero no es fácil ponerse al hombro una empresa de este tipo y bancarla con tanto laburo.

575441-081 Nike Air Jordan 1 Retro High OG GS Crimson Tint