Otros

El imaginario cultural en los discursos artisticos del ultimo cuarto del siglo XX (1975-2000) (cine-literatura-música)

Tipo de proyecto: 

Integrantes

Período: 
De Sáb, 01/04/2017 - 10:00 hasta Lun, 01/04/2019 - 10:00
Estado: 
En curso

Los discursos artísticos  (Música- Literatura- Cine) del último cuarto del siglo XX, son mediados por el imaginario cultural, estos, como producción simbólica pueden decodificarse en referentes que en cada época representan a la cultura de su tiempo. Los discursos circulan en múltiples soportes y operan a nivel social como un legado comunitario compartido, comprendido y apropiado de diferentes maneras por sus miembros. El imaginario cultural se ha forjado mucho antes de que los medios tecnológicos permitieran acceder al dispositivo cinematográfico, a la fotografía fija, o a las artes del espacio y del tiempo. Un enfoque interdisciplinario nos permite investigar desde nuevas interrogaciones y desafíos teóricos.

Investigartistas: los invisibles intersticios teórico-prácticos en el arte de crear e investigar

Tipo de proyecto: 

Integrantes

Período: 
De Sáb, 01/04/2017 - 10:00 hasta Dom, 01/04/2018 - 10:00
Integrantes: 
Estado: 
En curso

Las críticas decoloniales vienen señalando que existen saberes que han sido soterrados, modos de ser y de conocer destituidos de su condición proactiva y puestos a resguardo de su capacidad lúdica, creativa y trasformadora de la visión del mundo. En este sentido, si bien el arte ha mantenido cierto lugar de privilegio, su pertinencia y legitimidad supone espacios de circulación específicos y delimitados. En este marco y desde mi doble condición, (como investigadora y como artista), planteo una exploración sobre los vínculos entre los modos de crear e investigar.  El objetivo general de la investigación es estudiar la dinámica de relevos entre teoría y práctica que acontecen en los procesos de producción de conocimiento en la producción de obra y/o de papers para circulación en el campo del arte y/o de la academia y que son elaborados por personas que se consideran a si mismos tanto artistas como investigadores. Entre los objetivos específicos la investigación se propone:

a)      Identificar los elementos teóricos y prácticos que los artistas-investigadores valoran como significativos en el proceso de producción de conocimiento y/o creación
b)      Identificar si las trayectorias personales inciden en esas dinámicas y, en ese caso, los modos en que esto acontece.
c)      Explorar las maneras en que los artistas investigadores identifican/valoran/ ponderan el conocimiento corporeflexivo (Aschieri 2013).
d)      Indagar las valoraciones que los artistas investigadores dan a su producciones teóricas y prácticas de acuerdo a los distintos campos (artístico y académico) en que éstas circulan

En una primera etapa, consideramos que en tanto se trata de un área de conocimiento poco estudiada es necesario realizar  un relevamiento bibliográfico que considere los estudios específicos y cercanos a los objetivos que nos hemos propuestos. Se prevé el uso de fuentes como escritos/audiovisuales personales y/o púbicos de artistas/ investigadores.  En segundo lugar, se realizarán entrevistas semiestricuradas y en profundidad a artistas investigadores que participen en ámbitos académicos y artísticos y que se identifiquen a si mismos como tales.

Parkour: del arte del desplazamiento hacia un vida en movimiento

Tipo de proyecto: 

Integrantes

Código: 
Período: 
De Sáb, 01/04/2017 - 10:00 hasta Dom, 01/04/2018 - 10:00
Estado: 
En curso

Aspectos productivos y comerciales de la distribución y exhibición de films argentinos entre 1914 y 1918

Tipo de proyecto: 
Paladino, Diana Docente Investigador

Integrantes

Período: 
De Sáb, 01/04/2017 - 10:00 hasta Dom, 01/04/2018 - 10:00
Estado: 
En curso

El proyecto es continuación y complemento del terminó en 2016 (centrado en la comercialización de films extranjeros en Argentina). Para esta nueva etapa, queremos centrar la atención en la producción nacional durante el período 1914-1918 y -considerando las variantes planteadas en el proyecto anterior (la incidencia de la guerra, el relevo de los centros productivos, el reacomodamiento del  mercado, etc.), nos proponemos analizar el desarrollo del campo local en lo que refiere a la producción y comercialización de películas. Dos aspectos que aparecen necesariamente imbricados debido a la coyuntura de escases que presentó el mercado durante los años de la Primera Guerra Mundial.

Sin dudas, la producción argentina de este período fue sumamente variada e irregular.  Un solo film en 1914, siete en 1915, 26 en 1916; y, luego un desaceleramiento sostenido en 1917 y 1918 con veintiuna y veinte films, respectivamente, dan cuenta de la complejidad de su desarrollo.

Queremos entonces abordar este período para analizar la actuación de los productores, distribuidores y exhibidores; desplegar las variables políticas y económicas (coyuntura nacional e internacional) y revisar la gravitación de los componentes cinematográficos (crítica, publicidad, etc.) en este proceso. Finalmente, reflexionaremos acerca de las razones que frustraron el impulso de crecimiento.

Objetivos:

  • Caracterizar las principales empresas y sociedades productoras de este período y evaluar su impronta artístico-comercial.
  • Relevar los circuitos de la distribución de films argentinos entre 1914 y 1918 a partir de la confección de una cartografía rigurosa de los mismos. 
  • Comprender los vínculos existentes entre productores, distribuidores y exhibidores locales. 
  • Analizar el impacto comercial que las restricciones a la importación de películas produjeron en esos años debido a la Primera Guerra Mundial. 

Estado de la cuestión

La cuestión de la producción y comercialización de películas argentinas durante el período silente es un tema todavía vacante en el ámbito de los estudios académicos. Si revisamos la historiografía tradicional, los pocos ensayos que abordan este tema basan sus hipótesis en datos estadísticos tomados de los Antecedentes del Proyecto de Ley de Creación del Instituto Cinematográfico del Estado presentado al Congreso por el senador Matías Sánchez Sorondo en 1938. Un documento interesado y, por lo mismo, poco confiable para encarar estudios sobre el período.

En los últimos quince años, surgieron nuevas orientaciones. En “El cine argentino: entre el mudo y el sonoro” [2000], César Maranghello analiza las tensiones que surgieron en el mercado de películas debido a las imposiciones que los distribuidores extranjeros hicieron a los exhibidores locales en los albores del cine sonoro. En una línea similar, Horacio Campodónico estudia el entrecruzamiento de intereses políticos y económicos que existieron en la cinematografía argentina desde los comienzos del cine hasta mediados de la década de 1950.[Trincheras de celuloide. Bases para una historia político-económica del cine argentino, 2005]

También últimamente se han difundido en formato de ponencias o artículos, trabajos centrados en aspectos puntuales del comercio del cine en el período silente. La presentación de Georgina Torello sobre la disputa librada en 1921 entre los distribuidores locales Max Glücksmann y Julián Ajuria por el contrato de representación de la Paramount en Buenos Aires y el ensayo de Diego Roldán [2012] sobre la censura y la exhibición de películas en la ciudad de Rosario, van en este sentido. Indispensable para esta investigación es el catálogo de cine de ficción, La imagen ausente, que Lucio Mafud presento hace unos pocos días. En él, Mafud reconstruye la cartelera fílmica de los años 1914-1923, reseña cada una de las películas estrenadas y aporta datos de sus realizadores. 

Fuera del período propuesto hay dos trabajos que merecen ser considerados para este proyecto. Una, es la investigación realizada por la cátedra Molinos -del Instituto de Arte Americano e Investigaciones Estéticas de la FADU, UBA- en la cual se realiza un relevamiento de salas porteñas en 1910 [Cartografías del espectáculo. El fenómeno cinematográfico en Buenos Aires hacia 1910]. La otra, es la investigación realizada por Fernando Peña a propósito de la recuperación de Metrópolis en Buenos Aires [Metrópolis, 2011],en la cual se describe el circuito de distribución/alquiler-exhibición que regía para los films no-Hollywood y las presiones a las que fueron sometidos los distribuidores locales en la segunda mitad de los años veinte.

Políticas de la imagen. Modalidades expresivas en torno a la representación de la Memoria y la Identidad en el cine argentino del nuevo siglo. / Dinámicas de la forma audiovisual. Puesta en forma y representación subjetiva

Tipo de proyecto: 

Integrantes

Período: 
De Sáb, 01/04/2017 - 10:00 hasta Lun, 01/04/2019 - 10:00
Estado: 
En curso

Nuestra línea de investigación trabaja en torno a la representación de la Memoria y la Identidad, su puesta en forma y representación subjetiva, en la necesidad de profundizar sobre los modos en que ciertos proyectos audiovisuales buscan sortear su acercamiento con lo real. Focalizado en indagar las modalidades en las que la imagen fílmica sortea el decir de la memoria busca reflexionar en un diseño que no trabaja de manera uniforme y que sin embargo, entrega en su cartografía la insistencia de pensar la legibilidad de la historia reciente adhiriéndose al objeto desde su singularidad y complejidad para disolver la fijeza de toda abstracción. Un tejido audiovisual que escapa a “la fascinación perversa por el horror, el gusto mortífero por el pasado y la instrumentalización política de las víctimas” (Annete Wieviorka, 2005) , a todo ritual que sature la memoria amenazando su propia efectividad. 

El complejo juego intersubjetivo que despliegan las imágenes de los proyectos revisados, muestra que no se trataría ya de un desplazamiento por el pasado para recoger y describir los hechos, sino del habitar un “presente ampliado” (Javier Cercas), un “ahora” en el que acontezca el conocimiento histórico.

Como buscamos mostrar, se trata de una cartografía audiovisual que pone en evidencia la reconfiguración de la subjetividad, la ampliación de los límites del espacio biográfico y en donde esta suerte de repolitización situada se da en la infracción permanente que las imágenes manifiestan.   

Desde Papá Iván, (María Inés Roqué, 2000);  pasando por Los rubios (Albertina Carri, 2003) hasta El padre (Mariana Arruti, 2016) y Cuatreros (Albertina Carri, 2017), el tejido audiovisual problematiza hasta las fronteras del registro (ficción - documental) infracción de una voluntad narrativa que visibiliza el problema con el referente, relatorías que apuestan a desmontar los silencios, a rearmar la figura del ausente, a dibujar recuerdos en las omisiones y los olvidos subrayando su propia urgencia en presente, porque como lo expresa Mariana Arruti: “cómo se vive con lo que no cierra?” (2016).

El diseño audiovisual  de un punto de vista que encuentra su expresividad en el desajuste de las formas pretéritas de tratamientos probados sobre los hechos recientes, evidenciando la tensión de base que circula las memorias en cruce -la de los testimoniantes- la distancia entre el saber y el conocer. 

A lo largo de estas últimas dos décadas el privilegio -dentro de  las dinámicas del punto de vista- de focalizaciones internas (fijas, variables y múltiples), de ocularizaciones internas (primarias y secundarias), y el rechazo sistemático a relatorías no focalizadas, u ocularizaciones cero, insiste en la entrega de otros planos de legibilidad sobre lo real, sumado al uso de la primera persona y más allá de sus registros - documental o ficción - por cierto cada vez más confusos de discernir. 

La intromisión sobre imágenes de archivo (públicas o privadas), el privilegio de documentos privados - fotos, cartas, dibujos por sobre aquellos de dominio público, da paso a la recreación total del pasado en imágenes que lo referencian mediado¸ remisión de una visualidad que insiste en la ficcionalización de la memoria.

A esta puesta en forma de las imágenes, se suma las zonas de silencio (en la banda de sonido y en la banda imagen). Un modo de visualizar que desorienta las lógicas del mundo audiovisual y en especial de aquel que trabaja sobre problemas de la representación de la realidad, dando paso a un “vacío significativo”. Un silencio no literal sino un silencio metafórico desde la perspectiva de las modificaciones figurales que va más allá del vaciado que supone el montaje tradicional (Catalá-Domenech, 2012) . Una zona de silencio que alude a la ausencia de una realidad física y fisiológica donde se asienta el sentir (sensación) del percibir, arrastrando al presente lo que se conoce a través de otros y no lo que se sabe; un silencio significativo que colabora en la discusión de ese saber en tanto “acto concluido.” (Zátonyi, 2011: 33)   

Un inmenso archivo de textos, imágenes y testimonios del pasado, en una experiencia en presente, un momento de memoria y legibilidad que aparece como punto crítico, como lo expresa Walter Benjamin, un síntoma, un malestar en la tradición que se ofrece del pasado.  Un paisaje memorial en donde coincidiendo con Marianne Hirch, el diseño de las imágenes describe la relación con las experiencias que se recuerdan a través de relatos, imágenes y comportamientos cuya reconstrucción narrativa supone un desafío. En donde la conexión con el pasado está, por tanto, mediada no solamente por el recuerdo, sino por un investimiento imaginativo, creativo y de proyección y en la que los sucesos del pasado hacen sentir sus efectos en presente. (Hirsch, 2012: p.17-21)