Aspectos productivos y comerciales de la distribución y exhibición de films argentinos entre 1914 y 1918

Director/es:

El proyecto es continuación y complemento del terminó en 2016 (centrado en la comercialización de films extranjeros en Argentina). Para esta nueva etapa, queremos centrar la atención en la producción nacional durante el período 1914-1918 y -considerando las variantes planteadas en el proyecto anterior (la incidencia de la guerra, el relevo de los centros productivos, el reacomodamiento del  mercado, etc.), nos proponemos analizar el desarrollo del campo local en lo que refiere a la producción y comercialización de películas. Dos aspectos que aparecen necesariamente imbricados debido a la coyuntura de escases que presentó el mercado durante los años de la Primera Guerra Mundial.

Sin dudas, la producción argentina de este período fue sumamente variada e irregular.  Un solo film en 1914, siete en 1915, 26 en 1916; y, luego un desaceleramiento sostenido en 1917 y 1918 con veintiuna y veinte films, respectivamente, dan cuenta de la complejidad de su desarrollo.

Queremos entonces abordar este período para analizar la actuación de los productores, distribuidores y exhibidores; desplegar las variables políticas y económicas (coyuntura nacional e internacional) y revisar la gravitación de los componentes cinematográficos (crítica, publicidad, etc.) en este proceso. Finalmente, reflexionaremos acerca de las razones que frustraron el impulso de crecimiento.

Objetivos:

  • Caracterizar las principales empresas y sociedades productoras de este período y evaluar su impronta artístico-comercial.
  • Relevar los circuitos de la distribución de films argentinos entre 1914 y 1918 a partir de la confección de una cartografía rigurosa de los mismos. 
  • Comprender los vínculos existentes entre productores, distribuidores y exhibidores locales. 
  • Analizar el impacto comercial que las restricciones a la importación de películas produjeron en esos años debido a la Primera Guerra Mundial. 

Estado de la cuestión

La cuestión de la producción y comercialización de películas argentinas durante el período silente es un tema todavía vacante en el ámbito de los estudios académicos. Si revisamos la historiografía tradicional, los pocos ensayos que abordan este tema basan sus hipótesis en datos estadísticos tomados de los Antecedentes del Proyecto de Ley de Creación del Instituto Cinematográfico del Estado presentado al Congreso por el senador Matías Sánchez Sorondo en 1938. Un documento interesado y, por lo mismo, poco confiable para encarar estudios sobre el período.

En los últimos quince años, surgieron nuevas orientaciones. En “El cine argentino: entre el mudo y el sonoro” [2000], César Maranghello analiza las tensiones que surgieron en el mercado de películas debido a las imposiciones que los distribuidores extranjeros hicieron a los exhibidores locales en los albores del cine sonoro. En una línea similar, Horacio Campodónico estudia el entrecruzamiento de intereses políticos y económicos que existieron en la cinematografía argentina desde los comienzos del cine hasta mediados de la década de 1950.[Trincheras de celuloide. Bases para una historia político-económica del cine argentino, 2005]

También últimamente se han difundido en formato de ponencias o artículos, trabajos centrados en aspectos puntuales del comercio del cine en el período silente. La presentación de Georgina Torello sobre la disputa librada en 1921 entre los distribuidores locales Max Glücksmann y Julián Ajuria por el contrato de representación de la Paramount en Buenos Aires y el ensayo de Diego Roldán [2012] sobre la censura y la exhibición de películas en la ciudad de Rosario, van en este sentido. Indispensable para esta investigación es el catálogo de cine de ficción, La imagen ausente, que Lucio Mafud presento hace unos pocos días. En él, Mafud reconstruye la cartelera fílmica de los años 1914-1923, reseña cada una de las películas estrenadas y aporta datos de sus realizadores. 

Fuera del período propuesto hay dos trabajos que merecen ser considerados para este proyecto. Una, es la investigación realizada por la cátedra Molinos -del Instituto de Arte Americano e Investigaciones Estéticas de la FADU, UBA- en la cual se realiza un relevamiento de salas porteñas en 1910 [Cartografías del espectáculo. El fenómeno cinematográfico en Buenos Aires hacia 1910]. La otra, es la investigación realizada por Fernando Peña a propósito de la recuperación de Metrópolis en Buenos Aires [Metrópolis, 2011],en la cual se describe el circuito de distribución/alquiler-exhibición que regía para los films no-Hollywood y las presiones a las que fueron sometidos los distribuidores locales en la segunda mitad de los años veinte.

En curso
Período: 
De 04/2017 hasta 04/2018
Tipo de proyecto: 

Integrantes

Paladino, Diana Docente Investigador